Categorías
Blog

ME PESAN LAS PIERNAS, ¿PODRÍA TENER UN PROBLEMA VENOSO?

Clásicamente, se definía la insuficiencia venosa crónica como un aumento de la presión en las venas del tobillo, pero esta definición es confusa, sería como definir la lluvia como algo que moja el suelo.

Actualmente, la entendemos como una alteración de la función venosa normal, es decir, como la incapacidad del sistema venoso para asegurar un flujo de sangre unidireccional desde la periferia hacia el corazón, adaptado a las necesidades de drenaje de los tejidos, termorregulación y reserva hemodinámica del cuerpo.

La consecuencia de la enfermedad venosa crónica es que esa sangre al quedar acumulada, produce un aumento de la presión en las venas del tobillo, que acaba conduciendo a una serie de síntomas y signos como las bien conocidas arañas vasculares o telangiectasias, varices, sensación de pesadez o cansancio en las piernas, calambres, picor…

Los problemas venosos son unisex.

Existen situaciones en las que se produce una insuficiencia venosa “fisiológica”, pero afortunadamente, la contracción de los gemelos (nuestro “corazón” o bomba muscular) consigue contrarrestar ese aumento de la presión venosa en piernas.

Aquí van algunos ejemplos:

  • Permanecer de pie o sentado muchas horas: como ocurre en muchas profesiones: profesores, cocineros, oficinistas, peluqueros, camareros, enfermeros…
  • Disminución de la presión atmosférica: como se da en los viajes en avión, alpinismo…
  • Calor excesivo: porque produce la dilatación de las venas, como ocurre en determinados sitios o entornos laborales.
  • Embarazo: por compresión en los vasos de abdomen y pelvis, y alteraciones hormonales.
  • Sobrecarga o manejo de objetos pesados: por alteración del diafragma y los músculos abdominales.
  • Estreñimiento, sobrepeso y uso de ropa ajustada como fajas o corsés: por aumento de la presión intraabdominal.

Es en estas circunstancias donde recomendamos especialmente el uso de medias compresivas, ya que a efectos prácticos se comportan como esa bomba gemelar, “exprimiendo“la sangre desde las piernas de vuelta al corazón en contra de la gravedad, como si de un tubo de pasta de dientes se tratara.

Si tienes algún síntoma o signo de insuficiencia venosa crónica, contacta con nosotros.

No dudes en preguntarnos, en Insituto Genève somos especialistas en Cirugía Vascular.

Dra. Silvia Maqueda Ara

Angióloga y Cirujana Vascular